#06 / ¡Aleluya! ¡Cuento de Lilith ilustrado! (y me tiene loca)

¡Felicidad! ¡Ilustraciones de Lilith terminadas! Y, tengo que decirlo, estoy encantada 🙂 Ver mi historia plasmada en colores y acuarelas me llena de satisfacción. ¡Sonrio mientras escribo!

Le hemos puesto mucho corazón, tanto al texto (requetepulido y requetemimado) como a las ilustraciones, con las que Trini Mañogil se estrena como ilustradora de cuentos. Sí, es su primera vez, a mí me encanta que crezcamos juntas.

En estos momentos lo están maquetando y estoy gestionando el ISBN. En cuanto tenga ambas cosas, a imprenta. ¡Mi primer libro! Cuyo borrador escribí un día de 6 a 9 a.m. con un impulso creativo que me sacó de la cama (y gracias a que mi bebé se alió milagrosamente con mi propósito jaja).

Es un cuento escrito en lengua de sueños (ese lenguaje incomprendido y casi olvidado que habla directamente al corazón, o al sexo, o al alma), que habla sobre la libertad, la sensualidad y la sexualidad, sobre los límites y la salvaguarda de una misma, sobre la confusión, el olvido, la pena, la culpa, el miedo y cómo salir de ellos a través de la conexión, el deseo… Eros. En realidad, ¡tengo ganas de ver cómo lo interpretáis vosotras y vosotros! El lenguaje simbólico es muy rico y está abierto a muchas interpretaciones y eso es lo que me encanta de él, su capacidad de expandir, para abrir… Pura magia.

En el próximo post os voy a contar en qué punto estamos con las muñecas (que sé que tenéis muchas ganas) y también sobre los envíos de llaveros y camisetas.

Gracias por vuestra paciencia. Tengo que confesar que es como 100 veces más trabajo del que pensaba. Cada gestión, cada detalle, cada decisión… todo lleva su tiempo. Y, como suele ocurrir en la vida, surgen contratiempos inesperados que retrasan los ritmos tan claros sobre el papel, pero difíciles de trasladar a la realidad cuando se trata de abrirse camino en algo que a veces parece una auténtica jungla (las que habléis emprendido seguro que me entendéis).

Y es que eso es lo que estamos haciendo: abriendo caminos, todo por primera vez. Y las primera veces requieren mucha atención y cuidado. Somos como una anti-made in China. Ya os contaré las cosas tan alucinantes que estamos haciendo en el taller de La Guajira con las artesanas.

Y, recordad, vamos despacio porque vamos lejos. Pero no dudéis que VAMOS.

Un abrazo,

Ada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Estamos de vacaciones! Los pedidos que se realicen entre el 23 de agosto y el 2 de septiembre serán gestionados a partir del día 3 de septiembre. ¡Gracias! Descartar