La Lilith de Notre Dame


Adán, Lilith (con cuerpo de serpiente) y Eva, en un triángulo que me embelesa. Puerta de la Virgen de la Catedral de Notre Dame. Intacta.

¿Cómo se coló tanta paz, armonía y belleza en esta escultura que representa la tentación y la caída, el pecado original, la causa de la expulsión del Paraíso y el inicio del dolor?

Porque, no sé a ti, pero yo la miro y se me ensancha el alma…

Yo veo reconciliación, integración, aceptación, entendimiento. Edad Dorada. Esperanza.

Y, sin embargo, el corazón se me ha encogido al ver una imagen más completa.

Hay una estatua encima de este capitel. Y adelanta su pie para pisar a Lilith, a la serpiente, al antiguo símbolo de la divinidad femenina (y de su sexualidad sagrada).

Y no es distinta a ella aunque vaya coronada.

Puerta de la Virgen, Catedral de Notre Dame


Aún andamos intentando desenredar este dolor grabado a fuego en nuestra cultura y en nuestra piel, el dolor que nos produce que un pie de mujer virgen santificada pise a una mujer sexual demonizada.

¿Pero sabes lo increíble? Lo estamos consiguiendo.

Ya duele menos. El mito ha evolucionado y lo estamos tejiendo nosotras con nuestras propias vidas.

Fíjate con qué amor mira Lilith a Eva. ¿No es esto sororidad?

Si esta historia te remueve y quieres empezar a tirar con mucha suavidad del hilo negro que te sujeta las caderas, el corazón y el espíritu a ras de suelo quizá te interese mi cuento “Lilith, indómita”. Apto para pequeñas y grandes diosas.

  1. Sugust Derleth

    Ambos senderos, el de la izquierda, lilith. El de la derecha. Eva.- Adán -Asmodeo los une . Un yin yang? Un sincretismo de la Diosa Madre. Isis desvelada? . Hermes Trimegisto lo incluyó en uno de los 7 rayos que explican el mundo humano. Y después? Es ahora?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Estamos de vacaciones! Los pedidos que se realicen entre el 23 de agosto y el 2 de septiembre serán gestionados a partir del día 3 de septiembre. ¡Gracias! Descartar